Amigos

viernes, mayo 12, 2017

Desde los adentros



 Extraño…

la música  cuando me  arrulla

Como si fuera un acorde
 nacido del mar

Que se vaya diluyendo
 hasta  las entrañas

y amanecer de improviso

 en las orillas de las costas.


Añoro...
 las charlas amables
Una buena compañía,
 Un café con un amigo 
al que contarle la continuidad de los días;
La monotonía insondable
 del ser o del dejar de ser.

Extraño…
 Una sola  una voz
 Que salga de alguna garganta y me diga la simplicidad de las cosas
Que el latido retome en las arterias
Que afirme
 que la existencia...
 No está solo basada en hipocresías


Extraño…
La infancia,
 que no encuentro muchas veces
En otras miradas
 En sacos rotos de la avaricia y el despropósito. 
Extraño
 el  soneto y la rima,
El verbo profundo y prolongado
 en las comisuras  de las sonrisas
Los puntos suspensivos 
para los buenos acontecimientos
La posibilidad,
 El callejón con salida.








Extraño ,
 una coartada con salida
Un pido y gancho.
Una rayuela 
donde el cielo no quede tan lejos
Extraño
 los  acentos cuando se hace el amor
 La esperanza...
 De los días por venir
Una buena vibra
Un rayo de luz
Un sol por la ventana.

Extraño...
 El poema cuando estalla 
dentro,
 Gritando por salir!







 (Y sin embargo seguimos con...
La falta de humanidad,

 De comprensión,

 De mínimo sentido de la humanidad,

 De códigos que no se rompen

 De libertad sin excusas que valgan,

 De respeto,

 De inocencia. )