Amigos

miércoles, febrero 08, 2017

En la estrechez de un sueño.

Gota a gota 
 caen
 los adverbios de tu saliva,
 O vos o yo y vos y yo en la boca
Muy adentro...
 Descansan sobre el estanque de la lengua.

 Cuantas veces mi voz
 Te grito respirando
 Dentro del lenguaje del silencio
 De la palabra que se me duerme
 Y en su gesto líquido
 La vida se me hizo herida.




 Entonces
 La estrechez de mis manos
 Soltaron tu curvatura

 Que locura tu ombligo
 Me haces sombras la  anatomía
 Tu contorno.... 
Siempre
Será mi vértigo absoluto


Hay palabras que necesitan dormir...
Hay sentimientos que necesitan curar.
Estare un tiempo ausente...
Nos vemos.
Gracias por tanto. 


sábado, enero 28, 2017

Paréntesis lejano


Me recuesto en las terrazas de tu mirada.
Desde ahi, hilare estrellas
El firmamento me pertenece.
D


Viajo en este cuerpo,

Hasta la próxima estación.
No todo es tan fugaz,
La mirada perdura
En la colina de los sueños
Perdura infinitamente
En cada estallido del corazón.
No todo es tan lejano
Ni tan cercano,
Es como el alma,
 cuando se abre
Y se hace ovillo entre las manos.
Y ahi nace esta luna.






miércoles, enero 11, 2017

Entreabierto

Por último,conoci el amor.
 La magia,
 el amor descalzo,
 los orgasmos turbulentos,
 conocí lo profundo,
 el negro total, aquel que carece de toda luz,
 la luz donde muere...
 El beso capaz de convertir en pasado los verbos inutiles,
  fui el almuerzo de una lengua voraz,
 que se encontraba frente a mí para devorarme y ser devorada...
D


 


Reniego a quedarme con amarte un poco más



 y más que a nadie o nada de este mundo,

 Y si existen otros mundos.

Entonces de otros también.




Reniego a quedarme con estas ganas

 De tus labios entreabiertos,
 De mirarte por dentro y ser al menos un polizón,
 En lo que duren todas las madrugadas
 De las noches de mi vida.



Reniego con las ganas de ser más verdad,



Más presente que pasado,

 De recitar los lunares uno  a uno

 Que llevas ahí encendidos en tu  espalda,

Y besarte



  Más allá de todos tus imposibles.


 
Reniego con las ganas de ser el asesino del “por qué”
de los “cuándos” y los “cómo”






De extrañarte

Con las palmas de mis manos,

 De perderle el miedo al frio al abrigo
 Y adorar tu cuerpo desnudo.


Hubiera podido abrir tus piernas
 Y hacer el mejor poema sobre la alfombra
 Abrazados
 Hasta clavarme tus costillas
 Y repetir cada maniobra como si al besarnos
 Hojeáramos un libro con la punta de la lengua.

 


Pero a lo mejor yo también tuve miedo

 De que esta vida nos encuentre tán desnudos

desprotegidos.
 Tan lejos de mis tierras

Tán lejos de la tuya...
  en
 la cima
 de un montón de puchos apagados.





.