Amigos

martes, agosto 30, 2016

El irrefreñable deseo

Me gusta hablar de tus besos 
 de las suturas que han dejado en mis costados,
 de los sonidos que provocan tus labios al impactarme, 
 me gusta hablar a solas contigo, 
 pensar en la resurrección,
 en el sexo,
 en la inmoralidad que siempre 
encuentro en tu latido.
 D 



Me despertó el escalofrio que desprendía su ausencia,
 debía tomar el teléfono y llamarla...
 Decirle de forma resumida
 lo que sucedia en este lado de mi mundo.

 Escuche su voz entre dormida al séptimo tono:

“Nadie puede afirmar que no me acuerde de vos,
 ni de esos ojos que solía mirar mientras dormías, ni de tu boca entreabierta atrapando los gemidos... "

Escuche entonces, el derrumbe de sus lágrimas,
 una ola de cristales rotos formando oraciones…

Después,
 su voz y yo caímos en un agujero profundo dando vuelcos,
 intentando escapar por aquellas ventanas estrechas.
Nos reconocimos en el camino del deseo.
La simetria de su cuerpo desnudo...
Mi avidez.
Sus manos abarcando el infinito.
Las bocas intentando atrapar ese beso tan deseado...
Y el latido...
Seguia estando ahi.


Cuando nos detuvimos,
 corrí a la cama a desenterrar tu cuerpo,
 a sacarlo de entre los besos tardíos,
 hacerlo nido junto al mio,
 y yo, necesitaba escuchar su voz
volver de los despojos a sentirme vivo.

Demian 




jueves, agosto 25, 2016

Problemas con Blooger



Querida gente de Blogger me han desaparecido 10 entradas las cuales ni en borradores  están. Hacía tiempo no entraba a escribir aquí y pensé que por ese motivo no podía leerlos. Sus escritos no me son avisados como normalmente pasaba.
Tampoco veo sus blog, salvo cuando entro a una página y asi pinchando encuentro sus letras.
Decidí escribirlo por si a alguien le ha ocurrido algo similar a ver si me pueden ayudar con alguna idea.
Realmente es una pena que no se cuide un poco esta plataforma.
Un abrazo y disculpas 

Demian

jueves, agosto 18, 2016

Anocheceres

Tengo entre las paredes de mi recuerdo
 El aroma de tus párpados de seda,
 El perfume que brota de tus labios
 Desarmándome la piel. 



Arrebato y lujuria…
Me asalta
Me embriaga
Me encarcela
                                                 Me indulta.



Muere entre las honduras de mi sexo

 y resucita

 Cuando juntos derrumbamos

 Los andamios de la distancia.

 En perpetua ingravidez




Es entonces…

Cuando te haces agua

Te haces charco...
 sobre mí

Como un racimo de caracolas

 que me empapa de caricias
 Desnudándome la sed.



 Aún me brotan en las manos

 La tibieza de tu vientre,

 La frescura y la simiente

Tu perfume de jazmín.








Tengo encadenado el alma,

 Por un veneno que me hierve

 En los trazos

 Aquella fragancia homicida

 Que provoca y me concierne

 Arrancándome las entrañas...



 ...invitándome a vivir (te )

Demian