Amigos

lunes, diciembre 29, 2014

Vos...






Aprende que soy tuyo hasta que tú quieras que yo sea tuyo; estoy así en tus manos, desde siempre.
—  Jaime Sabines





No sabia que la piel podría abrirse así
palpitar de tantas maneras y aun así sentirse morir en cada latido.
Temblar trémulamente como las ramitas de los arboles con la brisa del verano.
 Poseíamos la inocencia de los inmortales
 creyéndonos todo y a la vez una nada absoluta.
 Alfa y Omega
en una danza nocturna al mismo universo.
A veces nuestra cama era de trigos en un campo sembrado ...



.
Y otras
 un puñado de estrellas cerca del cielo,
con un ancho mar de testigo.
A veces confundíamos a los gorriones gorgoreando
 con nuestros propios suspiros que entre los labios
 caían en manantiales por los poros.
Bañándonos.
Mojándonos.
 La humedad del cuerpo con el roció de la mañana o los charcos donde los sapos cantan al sol alegremente.
Sobre tu cuerpo aprendí de la plenitud.
Esa poderosa conjunción atómica del alma y el cuerpo.
Esa copula perfecta
que se da tan pocas veces y la hace tan mágica.
Tan perfecta.
Sobre tu cuerpo...
Se derretían todos los hielos del hemisferio.
Éramos como cuando se frotan las piedras y se produce la chispa.
Esa misma chispa que hace incendios.
Que descubrieron los cavernícolas.
Éramos ese fueguito que calienta.
Éramos altamente combustibles...




Peligrosos.
inflamables.
Hoy aquí miro esta cascara  del cielo y te pienso.
te pienso ahí.
o aquí donde estoy.
Porque en realidad estas siempre...
Porque hiciste nido en mi alma.
porque el amor es así...
Tan simple y tan profundo.
Como el batir de las alas
de un Ángel en la  madrugada
------------------------------
 
Que el amor, la felicidad y la paz inunden sus vidas.
Gracias por acompañar mis letras .
Nos veremos en cualquier momento.


Demian

viernes, diciembre 19, 2014

Rearmarse



Eres, sin duda, mía. Y soy, sin duda, tuyo. No importa nada. No importa lo que hagamos, lo que deseemos, lo que esperemos. No importa otra vez la distancia, ni esa pequeña muerte de la ausencia; no importa ya ni el tiempo, ni el olvido, ni la sangre buscándote, ni el mutilado encuentro. Eres ya mía, mía, sin palabras, sin giros, sin metáforas; mía ya sin ti misma, como tuyo sin mí: los dos en uno, sin nosotros.
—   Jaime Sabines






La mire a los ojos.
Como a nadie había mirado.
Y se me cayo un mechón de cabello...
Una ceja,
un ojo,
 los labios y el mentón

Se me cayeron los lunares
 la barba.
la sonrisa pegada
y un par de lagrimas secas.
de tanto retenerse y esperar .

Se me cayo el ombligo
las piernas y el cinturón.
las zapatillas gastadas
y los cordones
que jamás...
supe atar.

Se me cayo todo eso.
Y al mirarme
ahí desarmado...
 sonrió.

Tomo cada uno de mis pedazos.
en el suelo tendidos
Y me armo
 mejor de lo que estaba.

Demian

"Mis deseos de paz, amor y todo el amor que puedan tener.

Que estas fiestas los encuentren donde su alma este latiendo.
Un abrazo inmenso "

martes, noviembre 18, 2014

Tarde de hastio

Ya es hora de soltar al niño.
Donde quiera que este...
Desatar las cuerdas de este pesado hastió.
De este marchito Sábado que insiste
en perdurar.
Dejar atrás el tumulto y las luces,
empeñadas en brillar.
Ahora solo soy esa oveja perdida del rebaño
Que un lobo receloso intenta devorar.
Que sientes de tu lado?
Acaso me ves?
te decepciona la mirada?
Si acaso ves mi mirada.
Se que tienes frió como yo.
Y todo este mar no nos alcanza.
Ni siquiera para cubrir tanta soledad.





Entonces fabrico un ovillo
y me abandono,
 como aquel viejo brujo
impone,
para olvidar .
Y aunque intente
 deambular calles desbordadas
de sonidos y de perros hambrientos en la noche,
nada hay
que penetre
Esta tan puta coraza.

Demian

miércoles, septiembre 10, 2014

Un hasta pronto


Y comencé  a olvidar que este lugar fue creado para sacar mis astillas del alma.
Creer en un momento que podría hilvanar frases que lleguen.
 A personas que como yo,que sepan del amor.
No solo del amor entre dos, el amor que nos engendra. Que nos hace algo más grande que animales perdidos en una jungla de cemento.
Creer que uno puede quizás con una pequeña palabra hacer una ínfima diferencia.
Diminuta, pero tan brillante como una estrella.
Siempre hay algo más que nuestra silueta en la sombra de una pared.
Siempre hay algo más en un adiós disfrazado.
Esta piel que me recubre, esta alma que me sustenta. Estos ojos que ven tantas veces más allá de un todo, estas manos que han sentido tanto, estos deseos tan intensos y este amor tan obstinado que solo quiere quedarse.
Tanto y tanto.
Que no ya no puedo.
Que ya no debo.
Que siento con vergüenza haber perdido mi norte y mi sur



Entonces....
Me voy a buscar la luna para que me alumbre.
Tan solitaria en su cúpula como mi alma.
Tan mirada, tan deseada y a la vez tan lejana y solitaria.
Este mi espacio, mi casa.
Donde dejo mis sentimientos en letras quedara aquí.
Todo sentimiento merece ser honrado. Nació del mismo amor.
Este hombre que soy, necesita caminar fuera de si mismo.
Rearmarse.
Recobrar mis pedazos sueltos para poder dar en totalidad lo que soy.
A las personas que he conocido por este medio. Las letras. Mis agradecimientos por su apoyo.
Por estar de una manera u otra pasando por este lugar.
Aquí quedaran los escritos hasta el regreso.
Un abrazo fraterno y un hasta luego...

Demian

martes, septiembre 09, 2014

Distancias



Solos....
Desde orillas
separadas,
desde puertos olvidados,
desde puntos suspensivos.
Vivos...
Con la sangre corriendo
a borbotones,
con el recuerdo mal trecho
en telarañas prendidas
de un mar muerto.
Vos
en un extremo.
Yo
en el otro.
Pensamientos,
que vuelan 
con las palabras.
Sentimientos
 que siempre,son como nuevos,


y en aquel lado del mundo...






Vos.
Y en el otro extremo del mundo...
Yo.
Y la misma luna...
 la misma noche....
El mismo mar...
 el mismo aire...
( Estamos juntos)


Demián

domingo, septiembre 07, 2014

Sé para mi

Se para mi,
 como el manto del sagrario.
Descubre mis heridas y mírame dentro de tus ojos.Salta al vació de mi oscuro y acorazado corazón.
Arma las estrellas en el cielo
Y suaviza este silencio que nos atormenta.

Se para mi como una luciérnaga en el campo.
Vuela con el viento de mi suspiro.
Alumbra a la noche con tu luz.
Devuélveme el color a este sombrío y acorazado corazón.
Enséñame todo lo pequeño y lo grande.
Atraviesa velozmente la noche. 





Se para mi como el viento sobre el mar.
Sopla tu amor sobre mis olas.
Conserva para siempre la frescura.
Envuelve de latidos a este oscuro y acorazado corazón.
Corrige la dirección de mi vida.
Enséñame a reír cerrando los ojos.

Se para mi como el amor esperado.
Descubre mis sentidos en tu piel.
Ultraja con suavidad mi vida pasada.
Llena de ti a este oscuro y acorazado corazón.
Olvida los rencores que extraviamos
Y finge amarme...
Como nos amábamos.

Demián

Todo














Todo,
aunque la vida valga nada,
Aunque mis labios valgan todo,
Aunque mi todo sea nada para vos.
Te doy todo…
Mi llegar,
mi despedida,
mi vacío y mi llenura,
Mi dudar, y mi certeza y mi ayunar.
Todo
aunque cueste renunciar
Aunque cueste lo que cueste
Ser valiente a medias,
Sea mentira o sea verdad.





Te dejo todo…
Lo que pude haber sido ante tus pies
Mi parte de universo o casi todo…
Mi pensamiento hablado y por hablar...
Mi cuota de grandeza o casi todo…
Todo y te incluí mi libertad
Te dejé para más tarde
Darte amargo y soledad pa’ no pecar.
Lleva todo,
lo que falte te lo adeudo
Te lo pago día por medio,
Y no te olvides de llevar mi respirar.

,
Mi cuota de grandeza o casi todo… Todo, todo…lleva todo lo que se me olvide… Todo y mucho más…
RICARDO MONTANER

viernes, septiembre 05, 2014

No es...

No es nada de tu cuerpo,
ni tu piel,
ni tus ojos,
ni tu vientre ...
Ni ese lugar secreto
que los dos conocemos
fosa de nuestra muerte,
final de nuestro entierro. 

No es tu boca
-tu boca que es igual que tu sexo-,
ni la reunión exacta de tus pechos,
ni tu espalda dulcísima y suave,
ni tu ombligo, en que bebo. 


No son tus muslos duros como el día,
ni tus rodillas de marfil al fuego,
ni tus pies diminutos y sangrantes,
ni tu olor,
ni tu pelo. 

No es tu mirada
-¿qué es una mirada?-
triste luz descarriada,
paz sin dueño,
ni el álbum de tu oído,
ni tus voces,


Ni las ojeras que te deja el sueño.
Ni es tu lengua de víbora tampoco,
flecha de avispas en el aire ciego,
ni la humedad caliente de tu asfixia
que sostiene tu beso.
No es nada de tu cuerpo,
ni una brizna,
ni un pétalo,
ni una gota,
ni un gramo,
ni un momento: 

Es sólo este lugar donde estuviste...
Estos mis brazos tercos.





Sabines

jueves, septiembre 04, 2014

Luna






Yo salgo a beberme la luna,


A pesar de estas estrellas.
Que se han extraviado.

De sus reyes,
De sus magos.
Yo salgo de esta sed
Al encuentro,

de tu silueta nocturna,
De tu mirada de mar,
dentro de mi alma




Y es preciso que hoy estemos alertas,
Porque pueden pasar mil espejismos
O inciertos fantasmas,
con su música sigilosa.
No hay otra obligación nocturna
Que esperar quietos,
Dejar....

Que la noche sueñe por nosotros,
Y en un instante,
nos acuchille de golpe el corazón..




Por eso,
No le niego al cielo,
Su noctámbula proeza,
De soñarnos despiertos

o dormidos,
Le pido... nomás
Tu mirada,
Para construir un transito estrellado.


Un puente infinito
entre nuestros continentes
Una entrañable locura,
De amarte...

Cada noche,
con los ojos cerrados.
Y el alma
entre tus brazos.

Demián