Amigos

miércoles, marzo 30, 2016

De Añoranzas



 Extraño…

la música  cuando me  acuna

Como si fuera un acorde nacido del mar

Que se vaya diluyendo hasta las entrañas
y de improviso

amanecer en las orillas de tus piernas.



Extraño…

 Una sola  una voz

 Que salga de alguna garganta y me diga la simplicidad de las cosas

Que el latido retome en las arterias

Que afirme
 que la existencia no está solo basada en hipocresías.





 Extraño...
 una conversación amable

Una buena compañía,

 Un café con un amigo al que contarle la continuidad de los días;

La monotonía insondable del ser o del dejar de ser.



Extraño la falta de humanidad,

 De comprensión,

 De mínimo sentido de la pluralidad,

 De códigos que no se rompen

 De libertad sin excusas que valgan,

 De respeto,

 De inocencia.



Extraño…

La infancia que no encuentro muchas veces

 En muchos sacos rotos de la avaricia y el despropósito.

Extraño el  soneto y la rima,

El verbo profundo y prolongado en el encabalgamiento de las sonrisas

Los punto y suspensivos para los buenos acontecimientos

La posibilidad,

 El callejón con salida.




 Un comentario sin exceso de baba mal nacida,

 La rutina diaria de decirte Buenos días!

Un cielo azul,

 Colgado del mango del paraguas;



 Extraño  una coartada con salida,

Un pido y gancho.

Una rayuela donde el cielo no quede tan lejos

Extraño los  acentos cuando hacemos el amor

 La esperanza de los días por venir

Una buena vibra

Un rayo de luz

Un sol por la ventana.



Extraño el poema cuando estalla dentro,


 Una luna llena...

 Un gato con gata aullando en los tejados más mojados

Un Dios para tantos ateos

Un Dios inocente  para tantos fanáticos…


Extraño la vida de otra manera

La vida que quizás muchos soñamos

La vida que merecemos….

.

miércoles, marzo 16, 2016

Botellas a la mar

Y otra vez nos quedamos así…

Ajustándonos el vacío del pecho,

 Sin el aliento del alma.


 Dejando descalza la palabra

Cuando  carece de sentido
que se desangre de frio

Vistiéndonos de  soledades horribles,

 En cuevas




Nos quedamos así,
Desgarrando lo poco que teníamos

 Escuchando a nuestros pasos alejarse

Entre las sombras de la noche

 Sin que ninguno de los dos se mueva.


 Comprobando

 Que nuestros cuerpos  
 no pueden ocupar el mismo espacio

 Así…

Con una afirmación,

Una duda.

Una daga...


 En la cual
No queda nada por hacer,

 Más que esperar el día,

 En el que el corazón mitigue  los espasmos

 Que me provoca el recordarte



 Hasta que ya no tenga ganas de maldecirte,

 Hasta que mis ojos dejen  de gotear,

Hasta que me vuelva inalcanzable,

 Breve,

Parecido al olvido.


sábado, marzo 05, 2016

Desandando

Querida, encuentra lo que amas y deja que te mate. Deja que consuma de ti tu todo.
Deja que se adhiera a tu espalda y te agobie hasta la eventual nada.
Deja que te mate, y deja que devore tus restos.
.

Charles Bukowski









No se si conviene


que este poema


salga a la luz.


No habla de las noches de lunas


plateadas,


ni de amores, 
ni de tu mano que sujeta
ni barcas que se van.


No habré ventanas,


ni deja sus huellas en el mar.


carece de magia


y de latidos.


No habla de bocas que se besan.


no tiene furia
 ni fuego
ni sustancia...


Ni siquiera tiene pájaros


de asombros-


No me acude a ella,


ni el sexo, 
ni la memoria,


ni frutas
 ni frutos


ni memoria
 ni el olvido.


Nada late


No tiene esencia.


Esta como yo,


en este día


carente,


vació


y sin sentido










martes, marzo 01, 2016

Visceral

Hubo un gemido entre la noche y tu cuerpo
Era el lejano sonido de mi voz...
Queriéndote tocar
D




Hubo un suspiro,
Cuando la noche se derramaba
 entre silencios

La mirada 
se perdía en la nada abarcándolo todo.
La noche nos abrazaba
 en todas partes.

Se nos diluían las horas 
entre sabanas de incienso
Quemándonos el cuerpo 
hasta convertirnos en humo espeso.

 Entonces...
Nace entonces tu forma
bailando entre los pliegues
y tu alma dejaba de ser nido
para volar...

Donde siempre ha pertenecido.