Amigos

domingo, julio 13, 2014

El ultimo tango...






El último, que apague la luz, 
Que cierre la puerta despacio, 
Que tire las llaves al fondo del mar. 
Sé que echaré de menos tus palabras, 
El húmedo veneno de tus labios. 

Aceptaré que nada es para siempre, 
Que lo siempre hicimos fue 
Decirnos adiós. 

Decirnos Adiós, 
Volverlo todo negro, 
Como la boca de un lobo, 
Como la noche sin Luna. 

Decirnos Adiós,
Volverlo todo negro,
Como la boca de un lobo,
Como la noche sin Luna.
Decirnos Adiós.

Envasaré mis besos al vacío,
Bailaré mi último tango, ya sin ti.
Lo que antes eran dulces gritos de ilusión,
Ahora son solo pasado, trozos de cartón.

Aceptaré que nada es para siempre,
Que lo siempre hicimos fue
Decirnos adiós.

Decirnos Adiós,
Volverlo todo negro,
Como la boca de un lobo,
Como la noche sin Luna.

Decirnos Adiós,
Volverlo todo negro,
Como la boca de un lobo,
Como la noche sin Luna.
Decirnos Adiós.

Pero cómo duele dejar de verte,
Respirar, vivir contigo en mente.
Con tu risa, tu verano y mi mala suerte,
Aceptare mi vida en esta mala muerte.

Decirnos Adiós,
Volverlo todo negro,
Como la boca de un lobo,
Como la noche sin Luna.

Decirnos Adiós,
Volverlo todo negro,
Como un pozo sin fondo,
Como la noche sin Luna,
Como la boca de un lobo,
Como la noche sin Luna.
Decirnos Adiós.

5 comentarios:

  1. Triste pero hermosa canción, no la conocía.
    Gracias por compartirla!!!
    Cariños…

    ResponderEliminar
  2. "decirnos adios" siempre es difícil.

    Buena la letra de la canción, no la conocía.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo te digo hola...

    India.

    ResponderEliminar
  4. duele decir adiós como ciclo cerrado
    pero también es un instante de liberación y la consecución a nuevos desafíos

    abrazos

    ResponderEliminar
  5. Decir adiós con un dejo de tristeza. No hay adioses alegres.

    Un saludo

    ResponderEliminar