Amigos

jueves, octubre 10, 2013

Hablar del amor y el desamor



Las semana pasada fue como si el propio Universo me hablara.
Como si alguien al descuido hubiera dejado abierto una ventana en mi alma y de golpe todo entrara. Todo saliera. Como si el viento se llevara tanto polvo juntado sobre mis huesos…
De eso quiero hablar.
De esos misterios que la vida te presenta y por vivir una vida a las corridas no vemos-
O no nos damos el tiempo a sentir. A disfrutar.
En distintas ocasiones varias personas me hablaron del amor ( no hacia mi aviso)
De relaciones que se rompen…
Relaciones….
Porque aunque el amor sigue estando muchas veces. Las personas se alejan.
Y vaya….
Quien somos para Juzgar
Cada uno hace lo que puede con lo que tiene. Con sus cargas, con lo que mamo de su pasado.
No hay géneros para la desdicha, ni para el amor.
Pero uno se queda desnudo cuando se va…
En pelotas fumando debajo de la lluvia.
Escuchando esa melodía # la culpa es tuya por bla bla bla…. “
Culpables.
Buscamos siempre algo que nos libere de tanto dolor (dolor que debemos pasar, si amamos)
Buscamos excusas, una salida fácil o grupal (los amigos te ayudan a despotricar contra el otro)
Y en realidad, nada de lo que intentemos nos hacen expulsar los demonios.
Una relación es de a dos.
Un 50 y 50.
Y si por ende viviste otra cosa.
Eso no fue una relación.
Pero aquellos que tuvimos la dicha de sentirla.
De poder decir, gracias al universo por hacerme sentir.
No culpabilizamos a nadie.
La semana pasada escuche hablar del amor.
Con tanto respeto, con tanta altura, con tanta grandeza y dolor…
Que el corazón me dio ganas de abrazar a esa persona y decirlo.
Que grande sos, que inmenso sentís…
No podía ser de otra manera.
Demian


5 comentarios:

  1. En las cosas del amor siempre he dicho que lo mejor es quedarse con lo bueno, con aquello que al recordarlo nos dibuja una sonrisa en los labios y hace que nuestros ojos se iluminen, por que el amor es grandioso sobre todo si lo sentimos desde lo más profundo. Cuando ya una de las partes no lo siente así, eso se nota y mucho, por ello la línea del amor al odio suele ser tan delicada.

    Feliz jueves!!

    ResponderEliminar
  2. Hay un adiós que se dice y otro que se siente; el primero es aquél al que nos someten las circunstancias. El segundo es al que nosotros nos sometemos.

    Bellas letras. Beso

    ResponderEliminar
  3. Brindemos por el amor. Amor llegada. Amor entrega. Por el amor en todos sus sentidos. Gracias por pasar por aqui

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:29 p.m.

    El título del post me identifíca. http://bitacorasdeluna.blogspot.ch/ es donde estoy plasmando mis pensamientos. Me identifico con tus reflexiones.

    ResponderEliminar
  5. Gracias pasare por tu blog

    ResponderEliminar