Amigos

lunes, febrero 23, 2009

Premio al esfuerzo personal

Color del texto


Hoy rememoro mis comienzos aquí, intentando poder sacar muchas cosas que tenia dentro.
A veces, las palabras se hacían nudos en la garganta , entonces nació para mi, lo escrito, las letras.
Nunca fui asiduo de los títulos, quizás por eso jamas quise ponerle un encuadre a lo que escribía.
Escribía por impulso, por ósmosis, porque el alma latía tanto en ese segundo, que si no soltaba, que sino sacaba, que sino...
Escribía simplemente, por la tremenda necesidad de gritar en letras lo que " sentía".
Me convertí en un "ser-sin tiente".
Un lobo nocturno que tras ese hermoso deja-vu, partía papeles en blanco y los convertía letra por letra.. en... Algo.
Algo.
Todos llevamos ese algo dentro , no?
Entonces, aparecía la magia.
Como cuando un mago nos saca un conejo de la galera.
Pensé en los comienzos, hablando conmigo mismo, aquí a escondidas.
Llorando un amor.
Dando gracias por la vida.
Extrañando.
Aullando...
Pensé en los amigos, esos que están, aun sin vernos.
Hoy, recibo otro premio.
No se si lo merezca, soy sincero.
No soy poeta,
no soy escritor,
menos filosofo,
no me considero estudioso del tema...
Aun así, soy un agradecido.
Por tener este alma de bandoneon.
De cometa.
De poder ver,
aun detrás de las murallas del ser,
al humano.
Gracias Marga por tu premio.
Infinito es el placer de compartir este mundo, sabiendo que hay personas como vos.
Un abrazo

Demián


1 comentario:

  1. Y que mejor alma que la tuya de bandoneon? Que bonita palabra, me encanta, su sonido y significado, bandoneón!
    Felicidades, mereces muchos diamantes como este...

    ResponderEliminar